El sistema de reconocimiento facial del metro de São Paulo criticó la seguridad y privacidad de los datos de los usuarios

La empresa responsable de la operación del sistema de metro de São Paulo no ha logrado demostrar evidencia suficiente de que esté asegurando la protección de la privacidad de los usuarios en la implementación de una nueva plataforma que utilizará tecnología de reconocimiento facial.

Esta es la conclusión de un grupo de órganos de defensa de los derechos del consumidor tras la conclusión de una acción judicial iniciada contra Companhia do Metropolitano de São Paulo (METRO) sobre un proyecto destinado a modernizar la instalación de vigilancia del metro.

El sistema heredado actual incluye un conjunto de 2200 cámaras no integradas que serán reemplazadas por 5200 cámaras digitales de alta definición controladas centralmente. Se espera que la plataforma, que escaneará los rostros de 4 millones de pasajeros diarios, mejore las operaciones y ayude a las autoridades a encontrar delincuentes buscados a través de una integración con la base de datos de la policía.

Los órganos de derechos del consumidor que iniciaron la demanda civil señalaron en un comunicado del Instituto Brasileño de Protección al Consumidor (IDEC) que METRO no produjo un informe sobre el impacto asociado con el uso de la tecnología de reconocimiento facial, o estudios que demuestren la seguridad de las bases de datos que se utilizarán para la implementación del nuevo sistema de vigilancia.

Además, METRO no ha desarrollado ninguna política de protección de datos específicamente dirigida a niños y adolescentes, que tienen una protección constitucional especial, dijeron las organizaciones, y agregaron que la empresa tampoco ha elaborado un estudio de impacto financiero en caso de fugas de datos.

Según los órganos de derechos del consumidor, un proyecto tecnológico con impacto a tal escala «debe estar precedido por la divulgación amplia y transparente de información de interés para los usuarios del sistema». Las organizaciones señalaron que esto es especialmente importante cuando se trata de la adhesión a los principios establecidos por las próximas regulaciones de protección de datos.

La ausencia de garantías para los usuarios verificada en los documentos presentados por la empresa en la demanda colectiva es preocupante dado que el uso de la tecnología de reconocimiento facial está siendo cuestionado a nivel mundial, según las organizaciones, citando la reciente interrupción de ese tipo de negocios por parte de empresas como IBM. . La declaración también señaló el problema de los falsos positivos en el uso de la tecnología de reconocimiento facial en países como el Reino Unido.

“La ineficacia de la tecnología, que tiene un carácter agresivo e invasivo, produciendo actuaciones discriminatorias contra los pasajeros, puede empeorar la ya precaria experiencia del usuario del transporte público, que puede ver interrumpidos sus largos y agotadores trayectos diarios por falsos positivos”, señala el IDEC. dijo la declaración.

“METRO busca implementar un sistema ineficiente y peligroso, sin siquiera tomar todas las precauciones necesarias para evitar violaciones masivas a los derechos de privacidad y, por lo tanto, buscará defender legalmente los intereses de todos los usuarios del sistema”, agregó.

En respuesta a la solicitud de comentarios de MarketingyPublicidad.es sobre el resultado de la demanda colectiva, METRO dijo que aclaró todos los puntos planteados y obedeció los requisitos legales para la implementación del sistema de vigilancia.

La compañía dijo, en un comunicado, que el sistema fue contratado con el propósito de monitorear con cámaras que tienen recursos «inteligentes» para respaldar las actividades operativas en lugar de la recopilación de datos personales del usuario.

«Los [framework of the upcoming] El reglamento general de protección de datos fue el modelo utilizado para este proyecto, que no empleará una base de datos con información personal ni registrará información personal, siendo la prioridad aumentar la seguridad de los pasajeros de METRO”, señaló la empresa.

Deja un comentario